Comparativas, Consejos

Correpasillos vs Andador. ¿Cuál es mejor?

correpasillos vs andadores

Si tu bebé está empezando a levantarse, a dar sus primeros pasos y estás pensando en comprar un andador o un correpasillos, tienes que leer el siguiente artículo.

¿Andador o Correpasillos?

En los andadores, el bebé queda anclado y medio sentado.

PROS, él bebe está más seguro, CONTRAS, no estimulan el gateo y además según muchos pediatras, los andadores propician una mala postura, por lo que el bebé no experimenta sus propios movimientos y su cuerpo.

Los correpasillos, en cambio, el bebé es quien dinamiza los movimientos, no está anclado, son ideales entorno a los 9 – 12 meses.

Puesto que aporta grandes beneficios al bebé, vamos a mencionar antes el principal CONTRA que es que, al no estar anclado, el pequeño tiene más riesgo de caerse.

En cuanto a los beneficios que aporta el correpasillos encontramos, que estimulan tanto el gateo como el desarrollo motor y mental.

El niño al tener más libertad en los movimientos será más consciente de su peso, y tamaño.

Por lo que, desde nuestro punto de vista, los correpasillos son más beneficiosos para tu bebé.

Tipos de correpasillos

Correpasillos con bloques:

Gracias a su tamaño y forma, permite que el pequeño se pueda apoyar y así mejorar la relación de coordinación.

 Otra de las razones por las que son buenos son porque despiertan la diversión de los niños con juegos educativos y psicomotores de letras, colores y números, que le harán divertirse e imaginar cientos de cosas aprendiendo.

Bicicleta y coches sin pedales:

Los correpasillos triciclo y/o coches, son los favoritos por los niños en esta lista, gracias a la cantidad de juegos que ofrecen y la estabilidad que encuentran los peques cuando los usan además de favorecer la psicomotricidad, ya que se usan con el impulso de sus propios pies.

En concreto, los triciclos, están pensados a partir de los 9 – 10 meses cuando el bebé ya tiene más estabilidad, además de que muchos de ellos cuentan con 4 ruedas para dar una mayor seguridad y estabilidad.

Son geniales para paseos al aire libre, sobre todo si el triciclo comprado es evolutivo, una opción que durará mucho más tiempo ya que se pueden ir ajustando a la altura del pequeño.

Correpasillos de madera

Este tipo de correpasillos es el más clásico, aunque suele estar más enfocado a jugar en el interior de casa.

Son muy sólidos haciendo que el bebé tenga un buen punto de apoyo con el que aprender a andar recto y mantener el equilibrio con su propio peso. Suelen tener forma de animales o juegos que a los niños les resulta estimulante visualmente, ya que son muy bonitos en cuanto a forma y color.

La forma de animales ofrece a los bebés un mayor estímulo de su imaginación, y la actividad cerebral haciendo que sean capaces de desarrollar juegos e historias con mayor facilidad.

Correpasillos coche de policía y bomberos

Este tipo de coches, aunque su funcionamiento es igual al mencionado antes, es muy usado por los niños ya que su diseño como camión de policía, bomberos les ayuda a identificarse con cosas que ven de los adultos e imitar acciones que ven en su día a día.

Este tipo de coches cuenta además con unos volantes que suelen tener movimiento y sonidos, algunos cuentan con sirena para hacer real su experiencia y que… ¡Se crean el/la mejor policía de la ciudad!

Son correpasillos para niños de 1 a 3 años por lo que su uso está más que asegurado, ya que se puede usar tanto en interior como en exterior.

¿Cómo elegirlos?

Una vez que hemos visto la variedad de correpasillos que hay, ahora toca decidirse por uno. Desde nuestro punto de vista, tanto los correpasillos para que el peque esté sentado como de pie son geniales, por lo que dependerá de tus gustos por el color, el diseño, el material…

En el caso de los correpasillos de madera, o de bloques, son estupendos para los primeros meses de su uso, ya que les enseña a ponerse de pie, y son muy buenos a la hora de llevar sus muñecos ya que muchos son cestas en forma de animales, por lo que pueden ir andando con sus amados juguetes.

Por otro lado, los correpasillos en los que el niño puede estar sentado son una excelente opción para que lo sigan usando una vez crezcan ya que a los peques les encanta la sensación de ir de un sitio a otro montados y dirigiéndolo con sus pies, aunque tengan 3 o 4 añitos. Estos correpasillos son una buena inversión en cuanto a su tiempo de uso.

Pero una vez que tengas claras tus decisiones en cuanto a material, diseño etc., también es importante a tener distintos factores como, por ejemplo: 

  • Que el correpasillos sea fácil de manejar para que tu bebé pueda moverse con más facilidad y comodidad.
  • Que tengamos en cuenta el peso, la altura y edad del bebé para elegir la estructura del correpasillos, así no habrá problemas de estabilidad ni apoyo. 
  • Hay que prestar atención a la calidad con la que esté fabricado el correpasillos, es decir, una buena calidad en los materiales, y en los acabados, para que no haya piezas sueltas, que las partes exteriores sean redondeadas, que las piezas desarmables no sean demasiado pequeñas y que tengan sistemas de estabilidad.
  • Otro factor a tener en cuenta es que elijamos un correpasillos con multifunción para que el juguete sea más útil y duradero para tu pequeño, ya que evita que se aburra o que no quiera jugar pasado el tiempo con él. 
  • Por último, es muy importante que el correpasillos incorpore el sello CE con este sello nos garantizamos que cumpla con la normativa vigente.

Esperamos que el artículo haya servido de ayuda y que tu bebé comience a disfrutar del proceso de andar ¡Ahora todo irá sobre ruedas!

Deja una respuesta